La fibra soluble de la avena beneficia a las personas con diabetes ya que favorece la digestión del almidón estabilizando los niveles de azúcar, sobre todo después de comer, facilita el tránsito intestinal y evita el estreñimiento por su fibra insoluble. Además es una riquísima fuente de proteínas, lo cual ayuda a la producción y desarrollo de tejido nuevo en el organismo. Buena fuente de grasas insaturadas omega 6, lo que ayuda a disminuir el colesterol malo.

Suscribete a nuestro Newsletter

Suscríbete para recibir recetas y tips sobre alimentación saludable periódicamente

Ya estás suscrito a nuestro newsletter!