La Chía era parte de la dieta básica de los aztecas, junto al maíz y los frijoles, quienes se sentían tan bien luego de comerla que la consideraron un regalo de los dioses para liberarlos del hambre y las enfermedades.

Se caracteriza por su importante aporte de Omega 3, ácido graso que previene las enfermedades cardiovasculares, aminora el déficit atencional y alivia la depresión. Posee alrededor de un 30% de fibra soluble, lo que es ideal para dar sensación de saciedad y ayudar a eliminar el exceso de colesterol y triglicéridos en la sangre además de controlar los niveles de glucosa. Posee antioxidantes que ayudan a la regeneración celular, mejorando su metabolismo y tiene un alto contenido de fibra y proteína de buena calidad con aminoácidos esenciales.

Suscribete a nuestro Newsletter

Suscríbete para recibir recetas y tips sobre alimentación saludable periódicamente

Ya estás suscrito a nuestro newsletter!