La semilla de girasol es rica en ácidos grasos mono y poliinsaturados que ayudan a reducir el colesterol malo y elevar el colesterol bueno en sangre. También es rica en fibra y destaca su riqueza en ácido fólico necesario para un embarazo saludable, fósforo para estimular la memoria y vitamina E para retardar el envejecimiento. Estos micronutrientes son fundamentales para el funcionamiento del sistema nervioso y muscular del organismo, por lo que puede ser el snack ideal para los deportistas.

Suscribete a nuestro Newsletter

Suscríbete para recibir recetas y tips sobre alimentación saludable periódicamente

Ya estás suscrito a nuestro newsletter!