La principal respuesta del organismo a la ingesta de maqui es un “aumento de energía” y de vitalidad.

Reduce el almacenamiento de grasa en las células adiposas y tiene efecto termogénico, es decir, aumenta la temperatura corporal y favorece la combustión de los depósitos de grasa corporal.

Es muy recomendable para diabéticos, ya que regula el metabolismo del azúcar  y la glucemia al retrasar su paso a sangre.

El maqui está considerado como un aliado para prevenir enfermedades neurológicas como Parkinson, Alzheimer o Hiperactividad, ya que tiene propiedades antioxidantes que ayudan a proteger las neuronas.

Suscribete a nuestro Newsletter

Suscríbete para recibir recetas y tips sobre alimentación saludable periódicamente

Ya estás suscrito a nuestro newsletter!